El 16 de septiembre de 1955 se lleva a cabo un golpe de Estado en Argentina de la mano de una sublevación cívico-militar que derrocó al gobierno constitucional encabezado por el presidente Juan Domingo Perón y estableció una dictadura cívico-militar encabezada por el general Eduardo Lonardi que se autodenominó Revolución Libertadora.

La Revolución Fusiladora duró de 1955 hasta 1958, años en los cuales murieron al menos 156 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.