La presidenta de Madres de Plaza de Mayo falleció el domingo a los 93 años. Incontables muestras de afecto y cariño inundaron las redes sociales desde que se supo la noticia y el Gobierno decretó tres días de duelo nacional por el fallecimiento.

A los 93 años, murió este domingo Hebe de Bonafini, la presidenta y cofundadora de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y protagonista central de las primeras marchas por la aparición con vida de los 30 mil detenidos desaparecidos secuestrados durante la dictadura cívico militar que se extendió entre 1976 y 1983, un compromiso de lucha que mantuvo hasta el final de su vida.

Incontables muestras de afecto y cariño inundaron las redes sociales desde que se supo la noticia y el Gobierno decretó tres días de duelo nacional por el fallecimiento.

Bonafini había estado internada en octubre pasado para hacerse una serie de chequeos.

Según aquel parte médico se le hicieron «estudios complementarios en relación con patologías crónicas no transmisibles y se ajustó el tratamiento médico».

El 13 de octubre fue dada de alta y poco después, el 10 de noviembre, volvía a participar de las marchas de las Madres frente a la Casa Rosada.

Allí pidió «hacer una pueblada para sacar a todos estos jueces de mierda», al referirse a los ministros de la Corte Suprema de Justicia.