Elda Pértile juró como vocal del Tribunal de Cuentas, cargo del que fue destituida en 2001, esta mañana. A partir de la fecha, Pértile pasara a integrar la Vocalía de la Sala N° 2, sector administración público municipal, que es presidido por María Elena Mancebo, de acuerdo a la establecido en la resolución N°1/96 del Tribunal de Cuentas.

Con su juramento ante el Tribunal de Cuentas puso punto final al conflicto judicial que comenzó en 2001 cuando fue destituida de su cargo e inclusive llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.

“El mensaje es para la sociedad, es una reivindicación”, manifestó Pértile, “fue una injusticia muy grande, no hubo piedad humana”.

«Ya nada más que hablar, se ha hecho Justicia y estoy acá para trabajar con mis pares, el personal, el gremio que cumple un papel importante en la vida institucional, y hacer todo lo que corresponde desde esta función de control externo para tener buenas gestiones en nuestra provincia que las chaqueños y las chaqueñas nos merecemos”, expresó.

“He cumplido con todas mis funciones, poniendo de mí siempre lo mejor”, afirmó, “sobre todo trabajando con sacrificio y con honradez”. “Soy una funcionaria que estoy comprometida con la provincia, quiero lo mejor para nuestro pueblo y voy a trabajar con el mismo ahínco que lo hice en las funciones que pasé”.

“Quiero seguir adelante, no quedarme en las miserias, he vivido situaciones impiadosas, desgarrantes humanamente, yo no quiero ser igual ni prestarme para ese tipo de cosas”, aseguró Pértile.