«Mi comentario de ningún modo fue una intromisión a los asuntos de Chile. Hice un reclamo a un periodista de que mida todo con la misma vara. Amo Chile, tengo muchos amigos chilenos. A pesar de mis diferencias ideológicas tengo muy buen trato con el presidente Piñera», amplió Fernández.

Al mismo tiempo, cuestionó la doble vara de algunos países, en relación al golpe de Estado contra Evo Morales y de la represión del gobierno de facto. «De lo que está pasando en Bolivia nadie dice nada. Están todos preocupados por lo que pasa en Venezuela y en Bolivia hubo un Golpe de Estado y los medios no dicen nada», sentenció.