La broma fue utilizada para graficar el problema de la deuda y volver a criticar el préstamo del FMI, el más grande de la historia del organismo multilateral. “Por eso soy tan severo con el Fondo y lo hago corresponsable de lo que nos pasa. ¿Cómo le prestaron semejante cantidad de dinero a un país y dejaron que salga del sistema financiero graciosamente. Originalmente era para pagar deuda y lo que pasó fue que se terminó duplicando la deuda”, afirmó Fernández. En este sentido, comentó que le dijo al FMI que había que “cambiar la lógica” de ajuste. “Les dijimos que nos dejen construir un plan sustentable y sobre esa base acordar cómo pagarles. No vengan con el plan de siempre porque nos va a dejar en el lugar donde estamos. Y un dato saludable: el Fondo aceptó esa lógica de trabajo, no estamos improvisando”, aseguró.

Sin hacer referencia a las medidas instauradas, que no tienen el visto bueno del empresariado, como la doble indemnización por despidos, Fernández afirmó: “En toda decisión hay alguien que estará más contento y alguien más triste”. Pero por el contrario, dijo que Argentina está “en el fondo del pozo” y que el hambre debería “avergonzar” a la sociedad. Por otro lado, llamó a los empresarios a terminar con la grieta e hizo una referencia puntual a Clarín: “No podemos seguir perdiendo el tiempo peleándonos entre nosotros, es una lucha que tenemos que tomar todos, los empresarios, el campo, mi Gobierno y los medios Héctor… lo tienen que hacer todos”. Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín, lo observaba desde la mesa más cercana al atril donde exponía Fernández.

Los llamó a que “sigan invirtiendo y creyendo en el país”. Afirmó que las políticas económicas buscarán “reconstituir” el consumo y “proteger” a las empresas que producen y dan trabajo. Aclaró que el Estado no será “intervencionista”, sino que buscará equilibrar las desigualdades en los mercados. Adelantó que Vaca Muerta, la minería y el litio son temas “primordiales”, pero que el objetivo estará en dejar de exportar los recursos como materias primas, sino comenzar a venderlos con valor agregado. Le agradeció a Sergio Kaufman, que el lunes inaugurará una sede de Accenture que creará 400 puestos de trabajo. “Te voy a estar acompañando, porque quiero que todos sigan ese ejemplo”, lo elogió. Además, reveló una reunión que mantuvo con autoridades del banco Santander: Ana Botín (presidente) y Enrique Cristofani (presidente en Argentina). “Me contaron que trajeron 500 millones de dólares a Argentina para financiar exportaciones. Apostemos a eso, podemos y debemos hacerlo”, concluyó.