Home / EFEMÉRIDES PERONISTAS / 11 de marzo de 1973: Victoria en los comicios de la fórmula Héctor Cámpora-Vicente Solano Lima

11 de marzo de 1973: Victoria en los comicios de la fórmula Héctor Cámpora-Vicente Solano Lima

El 11 de marzo de 1973, después de casi dieciocho años de proscripción del peronismo, el pueblo argentino pudo finalmente expresarse libremente en las urnas, poniendo fin a una dictadura autodenominada “Revolución Argentina”, impuesta a la fuerza un 28 de junio de 1966 por el general Onganía, en la que no faltaron las desapariciones, los bastones largos, la censura, las torturas, los fusilamientos y el propósito de mayor importancia, aplicar los planes económicos impuestos por las potencias extranjeras y los “organismos internacionales”, que determinaban el deterioro de las condiciones de vida de la  mayoría de los argentinos.

Durante esos años de dictadura, la intensidad de la protesta política y social, cuya expresión más acabada podía encontrarse en la recurrencia de los estallidos populares que siguieron al Cordobazo fue creciendo hasta imponer un clima de notoria ingobernabilidad. Así, ante una presión popular insostenible, los militares se vieron obligados a organizar una salida democrática. A pesar de la voluntad de los grupos más conservadores y del propio poder militar, resultaba evidente que aquella salida debía incluir el fin de la proscripción del peronismo y el regreso del General Juan Domingo Perón al país.

En este contexto, el general Alejandro Lanusse, último dictador del período, se vio obligado a convocar a elecciones. El 17 de octubre de 1972, la Junta de Comandantes en Jefe en ejercicio del poder político, promulgaría la Ley Nº 19.805, por la cual se convocaba a elecciones nacionales. Sin embargo, impidieron la candidatura de Perón a través de la «cláusula de residencia», la cual consistía en prohibir la candidatura de quienes no hubieran estado residiendo en la Argentina con anterioridad a agosto de 1972.

Tras el exilio de 17 años, Perón lograría retornar al país el 16 de noviembre de 1972 para desarrollar el armado electoral y dar la organización y el respaldo a los candidatos para las elecciones venideras. El 5 de diciembre Perón convocaría a la mayoría de los partidos y agrupaciones políticas -CGT, CGE, las 62 Organizaciones y algunas agrupaciones del interior- para conformar el FREJULI (Frente Justicialista de Liberación Nacional). Pocos días después sería proclamada por el Congreso Nacional del Justicialismo, la fórmula Héctor Cámpora – Vicente Solano Lima, bajo la consigna de campaña electoral “Cámpora al gobierno, Perón al poder”.

El FREJULI estaba integrado por el Partido Justicialista, el Movimiento de Integración y Desarrollo, el Partido Popular Cristiano, el Partido Conservador Popular, el Movimiento Socialista para la Liberación Nacional, el Partido de la Izquierda Cristiana y numerosos Partidos Provinciales.

En enero de 1973 Perón explicó: …si Cámpora va al gobierno, Perón va al poder, como dicen los muchachos. Es lógico. Si lo he puesto a Cámpora es porque sé que es un hombre de una lealtad insobornable…”

El 20 del mismo mes, ante un grupo de dirigentes, Cámpora explicó cómo entendía su candidatura: “Yo voy a llegar al gobierno en virtud de un mandato que ustedes conocen. No lo he buscado ni lo he querido pero lo he recibido modestamente y lo cumpliré con energía hasta el final en beneficio de mis compatriotas. He recibido este mandato por una condición personal que, entre otras cosas, ha caracterizado toda mi vida. Algunos lo consideran un defecto, otros, una virtud y de las más honrosas en cualquier hombre. Voy a hablarles de la lealtad, lealtad total incondicional a mi patria, lealtad total incondicional a mi Movimiento, lealtad total incondicional a mis verdaderos amigos. Considero que el más grande de ellos es el general Perón y le he sido leal durante el gobierno y desde el llano. A esa lealtad personal se suma la lealtad especial que merece un jefe”.

Por su parte, el Partido Radical presentó la dupla Balbín- Gamond con la aspiración de poder capitalizar el voto antiperonista en una segunda vuelta.

Tras las multitudinarias elecciones del 11 de marzo de 1973, en las que participaron un poco más de 14 millones de electores, la fórmula Héctor Cámpora-Vicente Solano Lima obtuvo el 49% de los votos contra el 21% de Balbín (UCR) y el 15 por ciento de Manrique (APF).

En un acto que contaría con la presencia de los presidentes de Chile, Salvador Allende, y de Cuba, Osvaldo Dorticós, junto a más de un millón de peronistas en Plaza de Mayo, Plaza Congreso y en los alrededores de la casa de gobierno, asumiría el presidente Cámpora luego de años de lucha y resistencia del pueblo argentino.

Check Also

8 de marzo: Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer del 8 de marzo fue declarado por las Naciones …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *