Perón afirma: La doctrina nuestra a la que llamamos Justicialismo, auspicia la creación de un orden justo entre los hombres y la sociedad,  entre lo material y lo espiritual, es profundamente cristiana. Por eso no somos individualistas ni colectivistas y aspiramos al equilibrio entre los derechos del individuo  y los de la sociedad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.