En contacto con Chaco en Línea Radio, el precandidato a diputado nacional por la Lista 501-O Celeste y Blanca del Frente del Frente de Todos, Ricardo Sánchez, se refirió a la agenda que están llevando a cabo en el marco de la campaña electoral en vista a las elecciones del 11 de agosto.

“Tenemos una agenda cargada, esta mañana estuvimos en Miraflores, junto a Gustavo Martínez, y ahora nos encontramos en Sáenz Peña donde inauguraremos nuevas cuadras de pavimento en calles 10 y 12 y donde se realizará el Encuentro de Mujeres”, señaló.

En cuanto al porqué aún el peronismo no ha podido recuperar el gobierno del municipio de Sáenz Peña, sostuvo que “el peronismo de Sáenz Peña es muy complicado, las relaciones interpersonales entre la dirigencia no ha sido la mejor, hay mucho individualismo”. A esto añadió: “por eso me parece buena la construcción que estamos haciendo desde la Lista Celeste y Blanca, donde los precandidatos a intendente han decidido desistir de su candidatura hasta el 11 de agosto”.

“Creo firmemente en la construcción que estamos haciendo, donde 9 candidatos a intendente que acompañan esta lista nos pusimos de acuerdo en que lo más importante es la elección del 11 de agosto, por todo lo que define de cara a octubre”. “Y haremos todo el esfuerzo para que luego de ello estemos todos unidos”, manifestó.

Por otro lado, afirmó que las diferencia existen y “no tenemos por qué ocultar las diferencias que tenemos en cuanto a la construcción política con Jorge Capitanich, tenemos una visión distinta de la política que viene”.

“Creemos que se debe abandonar el caudillismo por una política más horizontal, tener la oreja más grande para escuchar y la lengua más corta para hablar y privilegiar las necesidades del Chaco”, expresó, “del otro lado hay un compromiso casi religioso con el kirchnerismo, mientras que nosotros apoyamos a Alberto y Cristina, pero desde nuestro lugar chaqueño, nuestro voto, en su momento, estará condicionado para lo que podamos conseguir para la provincia”.

En cuanto a la decisión de la Cámara Nacional Electoral de que la lista Celeste y Blanca 501-O finalmente no lleve la fórmula presidencial, acotó, “nos obliga a un esfuerzo militante mayor, pero estamos acostumbrados a los desafíos y nada nos hará retractarnos de nuestro apoyo a la fórmula presidencial”.

Finalmente, aseguró: “Esto no le hace bien al peronismo y no es de buen peronista operar con los apoderados, después del 11 de agosto yo seguiré apostando a la unidad, pero creo que estas actitudes no son de buen peronista”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *