La precandidata a diputada nacional por la lista Celeste y Blanca, Graciela Aranda, se refirió en contacto con Chaco en Línea Radio acerca del fallecimiento del diputado Rubén Aquino.

“Es un dolor muy profundo para los peronistas y militantes”, expresó, “siempre trabajó para el otro y eso lo hizo grande”.

“No tenía mezquindades, era un hombre sencillo”, afirmó, “su banca en la Legislatura fue un premio a un gran militante con mucha sensibilidad para con los demás, toda su vida recorrió la provincia gestionando y buscando respuestas para la gente”.

“Era un hombre de bien y eso es el mejor legado que nos dejó a todos y la mejor herencia para su familia”, dijo.

En este sentido, aseguró que la campaña sigue en pie, “Rubén Aquino así lo iba a querer, tenemos que redoblar esfuerzos sabiendo que la moral y la fuerza deben ser puestas en la búsqueda de un resultado positivo para el bien común a nivel nacional y también provincial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *