El 25 de julio de 1947 Evita visita Notre Dame, la Catedral de París, acompañada por el Nuncio Apostólico en Francia, Monseñor Angelo G. Roncalli (futuro Sumo Pontífice Juan XXIII, quien posteriormente fuera cariñosamente apodado “Juan el Bueno”).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *